Alcalde Abel Martínez desafía al fiscal de Santiago y desacata orden para que desarme agentes PMRepública Dominicana/Santiago.- El alcalde del municipio de Santiago desacató el acto de alguacil que le envió la Fiscalía del Distrito Judicial de Santiago para que se abstenga de asignar armas de fuego a los agentes de seguridad del cabildo.

Abel Martínez considera como una desconsideración y desconocimiento de la Ley, pretender desarmar a los agentes de seguridad municipal. En un amplio documento de prensa, la Alcaldía de este Municipio, rechazó los argumentos del Ministerio Público y los califica de una imprudencia total.

“Se trata de una desafortunada e insólita pretensión del Procurador Fiscal del Distrito Judicial de Santiago, licenciado José Francisco Núñez, querer sacar de nuestras calles a la Policía Municipal”, expresa el documento. Considera como una desconsideración y desconocimiento de la Ley, que el titular de la Fiscalía de Santiago, quiera intervenir en asuntos que competen al cabildo. Sostiene que el Ayuntamiento es una institución que cumple cabalmente como lo establece la Ley 176-07, que rige al Distrito Nacional y los Municipios, por lo que advierte no aceptarán la intervención del fiscal.

Señala que expertos en derecho, califican como desfasadas las pretensiones del representante de Ministerio Público en el Distrito Judicial de Santiago, de actuar en franco desconocimiento de lo que rige la Ley. Asimismo señala que la Fiscalía, no puede desconocer la autoridad de la Alcaldía, ni de su Concejo de Regidores, ya que sus actuaciones son de carácter administrativo y el fiscal no es competente, ni tiene calidad para desconocerlo.

Tribunal Constitucional

Entienden que la Fiscalía y su titular, debió proceder conforme lo que dispone el Artículo 59 de la Ley 137-11, iniciando un procedimiento de conflicto de competencia por ante un Tribunal Constitucional, pero que para esto no tiene competencia, porque corresponde exclusivamente al Ministerio de Interior y Policía y por consecuencia no tiene calidad para ello, pero tampoco observó el Artículo 104 de la Ley 176-07.

“La Alcaldía rechaza totalmente que el fiscal de Santiago trate de cuestionar la función de la Policía Municipal, en la que trata de descalificar al Cuerpo Policial, que es actuar en contra de la propia ciudadanía, ya que la Policía Municipal realiza su labor en estricto cumplimiento de la Ley que la crea y entiende que la actitud del fiscal es un irrespeto a la autoridad municipal”, sostiene el documento. Al mismo tiempo el documento expresa que al parecer la fiscalía desconoce la misión de la Policía Municipal que incluye cuidar, vigilar y preservar los bienes municipales, como parques, mercados, cementerios, mataderos y galleras.

También cuidar las plazas, plazoletas, instalaciones deportivas, centros comunales, áreas verdes, vertedero, bienes de dominio público y los espacios públicos en general. Expresa que es oportuno preguntarse, dónde vivía el procurador fiscal de Santiago, cuando en los parques se escenificaban actos inmorales, mientras en los cementerios se saqueaban las tumbas de los fieles difuntos, o cuando desaprensivos incendiaban el vertedero de Rafey, causando insalubridad a toda la población, entre otras acciones vandálicas.

Violación de la Ley


Indica que el titular del Ministerio Público en Santiago, actúa en franca violación al Artículo 173 de la Ley 176-07 del 17 de julio del 2007, que establece: “la Policía Municipal, es la organización con jurisdicción dentro de los límites del municipio, integrada en un Cuerpo policial único y especializado para asuntos municipales, de naturaleza jerárquica. Igualmente sostiene que ese cuerpo de seguridad está adscrito al Ayuntamiento y bajo la autoridad inmediata del síndico/a y bajo la supervisión técnico profesional del Ministerio de Interior y Policía.
Manifiesta que cuando el representante del Ministerio Público, pretende degradar a la Policía Municipal y a sus miembros, a los cuales llama, “agentes de seguridad municipal” y los califica de civiles armados, es sencillamente ignorar lo que establece la propia Ley que la crea”.

“Con esto el fiscal se coloca del lado de sectores que se esconden en la sombra y que actúan en contra de la sociedad, lo que de plano descalifica al Ministerio Público”, indica el documento.

La Alcaldía de Santiago aseguró que nunca renunciará a su responsabilidad como autoridad máxima del Municipio de Santiago y que ejecutará las ordenanzas y reglamentos municipales

Consideró que la Policía Municipal del Ayuntamiento de Santiago, no actúa como cuerpo represivo, ni atropella a la ciudadanía, y que por el contrario, cuida de la seguridad y resguarda la propiedad y la vida de ancianos, niños, jóvenes y adultos que en muchas ocasiones han tenido sus vidas en peligro.

Animadversión

“Nos extraña sobremanera, que la Fiscalía de Santiago y su titular, nunca hayan acudido a ninguno de los órganos del Ayuntamiento, como Concejo de Regidores, Alcaldía, o Consultoría Jurídica, a los fines de poner en su conocimiento las alegadas infracciones en que incurren los empleados del ayuntamiento”, precisa el comunicado de prensa.

Asimismo califica como desafortunada e insólita la pretensión del Procurador Fiscal del Distrito Judicial de Santiago, licenciado José Francisco Núñez, de querer sacar de las calles a la Policía Municipal. Entiende que antes de avocarse a notificar las “temerarias” advertencias y amenazas que procuran dejar al ayuntamiento a expensa de los atropellos que cometen ciudadanos desaprensivos que suelen desobedecer las leyes, ordenanzas, los reglamentos y disposiciones municipales, el Ministerio Público debe jugar su rol de defensa a la sociedad que debería representar.