Miguel Cruz entregó el arma a cura y pidió que le garantizaran la vida República Dominicana.- El Ministerio Público informó que tiene bajo arresto al imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota, y que confesó ser el autor del asesinato a balazos del ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, ocurrido la mañana de este lunes.

El Ministerio Público explicó que Cruz de la Mota, de 56 años de edad, cometió el hecho en el despacho de Jorge Mera, ubicado en el Ministerio de Medio Ambiente, en la avenida Luperón, de esta capital, y luego huyó hacia la Iglesia Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, ubicada en la urbanización Real.

En el templo religioso, Cruz de la Mota entregó la pistola a un cura a quien le explicó que había cometido un crimen, aunque sin identificar a la víctima. En cuanto tuvo noticia del hecho, la procuradora general de la República, magistrada Miriam Germán Brito, dispuso que un amplio equipo de fiscales, encabezado por la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, directora general de Persecución del Ministerio Público, se presentara al lugar del hecho en las instalaciones de Medio Ambiente.

Desde Medio Ambiente, la directora general de Persecución estableció contacto vía telefónica con el investigado, quien le dijo que se entregaría si el Ministerio Público le garantizaba la vida.

De inmediato, hasta el templo se trasladaron la procuradora adjunta Yeni Berenice, así como el mayor general Eduardo Alberto Then y el general Amauri Van Troi Tejada Cruz, responsables de la Policía Nacional y de la Dirección Central de Investigación (Dicrim), quienes han estado desde el inicio en las investigaciones. Luego de hacer el levantamiento de las evidencias, el Ministerio Público y los investigadores trasladaron al imputado a la Dirección General de Persecución, en donde un equipo de fiscales trabaja, en coordinación con la Fiscalía del Distrito Nacional, para la presentación de cargos preliminares.

El Ministerio Público maneja la teoría inicial de que se trató de un asesinato y ahonda en las investigaciones para determinar las circunstancias objetivas del mismo y para la presentación de cargos contra el imputado ante los tribunales.

Luego de ocurrido el hecho de sangre unidades policiales y militares tomaron el control de la sede del Ministerio de Medio Ambiente y sus alrededores. Técnicos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) trasladaron el cadáver a la morgue del cementerio Cristo Redentor para practicarle una necropsia.