Comerciantes, juntas  vecinos y choferes afirman “delincuencia se apodera de Tamboril “REDACCION/Nelson Peralta

 República Dominicana/Santiago.- Asociaciones de comerciantes, juntas de vecinos, chóferes, motoconchos y otros del municipio de Tamboril expusieron “su voz de alarma”, ante los constantes robos y asaltos del cual son víctimas  y reclamaron acciones urgente a las autoridades que garantice la seguridad en esa zona.

Durante un encuentro con los periodistas, donde fungieron como voceros Sergio Santana, presidente de la Asociación de comerciantes y ex presidente de FENACODEP y Mario Abréu, presidente de  AMAPROSAN, expresaron su preocupación por ante la ola de atracos, robos con escalamiento y asesinatos.

Santana y Abreu, acompañados de  los comerciantes Félix Henríquez, Pablo Henríquez y de la Junta de Vecinos, Ramón Rodríguez, en un documento entregado a los medios denunciaron que los actos vandálicos suceden a diario en el municipio de tamboril.

“Nuestro municipio al parecer ha caído en manos de la delincuencia, sometiendo a los moradores  de Tamboril y comunidades aledañas a un estado de pánico, stress y depresión, ante la mirada indiferente de quienes están llamados a imponer el orden y la paz social”, dijeron.

Recordaron que este es uno de los municipios más industrializados de la provincia y el país,  con un comercio dinámico, que se ve disminuido por el temor de las personas a salir de sus casas. Pero dijeron que los residentes en este municipio viven un estado de tensión ante la incertidumbre que al salir de sus casas o trabajos podrían ser asaltados o golpeados por la delincuencia.

“La impotencia se apodera de nosotros, ante la impunidad como operan los  delincuentes en Tamboril”, manifestaron Mario Abreu y Sergio Santana. Llamaron la atención de las autoridades a fin de que devuelva la tranquilidad  perdida ante de que la desesperación los obligue a tomar otras acciones a cuyo recursos no quieren llegar.

Pero advirtieron  que están dispuestos a hacer lo que sea necesario para recuperar la paz  y la seguridad  y así recuperar el espíritu de fe y trabajo  que ha sido norma en este municipio.